viernes, 31 de octubre de 2014

Más buenas noticias

Los astilleros Freire fabricarán un buque oceanográfico para Perú

La empresa Freire amplía la cartera de pedidos del naval vigués con la contratación de un oceanográfico para la Marina de Guerra de Perú. Se trata de un buque de 95 metros de eslora, 18 de manga y 5,9 de calado cuyo coste estimado es de 79,2 millones de euros. Según explican fuentes de la dirección del astillero a la prensa local, se trata de una unidad parecida al Discovery, entregado el pasado año a Gran Bretaña y amadrinado por la Princesa Ana.

Una de las principales diferencias será que en el caso del pedido de Perú, el casco del barco estará reforzado para navegar en aguas heladas. Con este pedido, el país sudamericano, que es miembro del Tratado Antártico, garantiza seguir apoyando los esfuerzos internacionales de investigación y protección del continente blanco.

Su financiación, uno de los principales quebraderos de cabeza de los astilleros, ya está garantizada dado que la obra se realizará con fondos propios a través del Ministerio de Defensa de Perú.

18 meses de ejecución

Si las previsiones se cumplen, el contrato entrará en vigor el próximo mes de noviembre y en el primer trimestre del 2015 se iniciará la obra, que tiene un plazo de ejecución de 18 meses, en el que garantizará trabajo para 250 personas. La entrega será en mayo de 2016. Prueba de la prisa que tiene la Marina peruana por contar con el nuevo efectivo es que abrió las ofertas a mediados de septiembre y el pasado jueves ya hizo pública su decisión.

El oceanográfico, que desarrollará una velocidad máxima de 15 nudos, contará con autonomía para operar hasta 50 días. Tendrá capacidad para albergar a 28 científicos, además de una tripulación de 24 efectivos. Dispondrá de al menos media docena de laboratorios y un helipuerto en la popa.

Otra diferencia respecto del Discovery será la compartimentación de la cámara de máquinas, lo que proporciona una mayor seguridad en caso de un posible accidente.

La Marina peruana eligió la oferta del astillero gallegos de de Bouzas entre las trece compañías de todo el mundo que competían por hacerse con la adjudicación. En concreto, las canadienses Davie Shipbuilding, Irving Shipbuilding y Seaspan Marine Corporation; las coreanas Hyundai Shipbuilding y STX Offshore & Shipbuilding, la finlandesa STX Finland, la francesa DCSN, la holandesa Damen Shipyards Gorinchem, la italiana Fincantieri, y las españolas Armón, Navantia y Astilleros de Murueta.
Publicar un comentario en la entrada