viernes, 5 de octubre de 2012

Ein?

Los jefes de máquinas no iban a bordo de los barcos varados
El naviero Boluda estima que la operación de rescate durará al menos 15 días y atribuye los naufragios a la ausencia de personal en los buques

El armador y presidente del grupo Boluda Corporación Marítima, Vicente Boluda, aseguró ayer que los jefes de máquinas de los buques "Celia" y "BSLE Sunrise" no se encontraban a bordo de los buques cuando se desató el temporal del pasado viernes, lo que impidió poner en marcha los motores que les habrían alejado de la costa pese al fuerte oleaje.

Los responsables de activar los motores de las embarcaciones y parte de sus tripulaciones habrían aprovechado para bajar a tierra antes del viernes ya que su amarre en el puerto no estaba previsto hasta el lunes. La tormenta, de una violencia inusual por los fuertes vientos que se desataron el viernes, con rachas de más de 60 nudos- dejó a las tripulaciones a bordo sin capacidad de reacción.

En un encuentro con periodistas, el también presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios atribuyó a la ausencia de ambos especialistas la responsabilidad del naufragio mientras intenta eximir de cualquier responsabilidad a la disposición de las infraestructuras de diques y amarres en el Puerto de Valencia.

El empresario, que posee "550 barcos", según declaró, dijo que la situación de ambos barcos, varados en la playa del Saler desde el pasado viernes, obedece a que "los dos jefes de máquina estaban en tierra y lo lógico, cuando hay un temporal, es tener la máquina caliente para darle potencia". El naviero explicó que, en casos de fuerte temporal, al buque "le garrea el ancla" y es vital que el jefe de máquina esté a bordo para tener el motor en marcha.

El pasado lunes, el Capitán Marítimo de Valencia, Felipe Cano, ya adelantó esta posibilidad, aunque sin detallarla al anunciar la apertura de una investigación para saber si la tripulación de ambas embarcaciones actúo o no de forma negligente. "Lo lógico habría sido encender los motores y dirigirse a alta mar, como hicieron todos los navíos excepto estos dos. Evidentemente algo tuvo que pasar y lo investigaremos". El naviero confirmó que participa en esos trabajos con sus remolcadores y garantizó que los barcos "serán rescatados", recordando que retos similares se han logrado en casos "mucho más difíciles".

En 15 días fuera

Sobre la técnica a seguir, Vicente Boluda explicó que un salvamento es algo siempre "muy complicado", aunque en este caso dijo que es necesario "hacer un canal porque como en el Mediterráneo no hay mareas, el problema es que el temporal los llevó hasta donde golpeaban las olas, pero luego cuando se retira el temporal el agua no llega ahí", por lo que hay que habilitar un canal artificial con dragas "y, poquito a poco, en 10 o 15 días saldrán".

El naviero descartó que puedan producirse roturas en los buques o vertidos por la ausencia de rocas en esa zona: "Eso es arena, fango, no hay nada y aparte ya se ha sacado el combustible, lo único que puede hacer es limpiar el casco".

Apoyo al puerto

Boluda negó cualquier relación entre el incidente y la ampliación del puerto y pidió "más apoyo a esta infraestructura". Puso como ejemplo a Barcelona, donde "desviaron el río Llobregat, deshicieron toda la zona que había de huertas y todos apoyaron la ampliación del puerto", mientras que "la ampliación del puerto de Valencia, que no molesta a nadie y no hace nada, es constantemente ir en contra". "Así somos nosotros", lamentó.

Capitanía aprueba un nuevo plan de rescate para el "BSLE Sunrise" Capitanía Marítima de Valencia aprobó ayer el plan de reflotamiento del armador del buque "BSLE Sunrise", varado en la playa del Saler desde el pasado viernes, que consiste en "dragado, deslastre y remolque del navío", según informó Salvamento Marítimo en una nota. Un equipo de buceadores realizó ayer una inspección visual del casco del "BSLE Sunrise", de 113 metros de eslora, comprobando que se encuentra atrapado por toneladas de arena. Ayer, sólo el remolcador "Punta Mayor" mantenía sujeto el buque con un cabo de remolque mientras el "Marta Mata" regresaba a su puerto habitual en Palma de Mallorca. Por otra parte, la empresa holandesa Svitzer, contratada por el armador del "Celia", continúa con las operaciones preliminares al reflotamiento de este buque de 118 metros de eslora. Una draga, a la que está previsto que se sume otra embarcación similar aunque de mayor capacidad en las próximas horas, está retirando arena por la popa del barco para proceder posteriormente al remolque del mismo. Mientras, el remolcador "Med Fos" mantiene sujeto el "Celia" con un cabo de remolque.
Publicar un comentario