martes, 16 de octubre de 2012

Empieza el show

Los protagonistas del juicio del 'Prestige'
El hundimiento del barco fue la principal catástrofe medioambiental de España
El juicio se prolongará hasta el 29 de mayo de 2013
La Fiscalía pide 12 años para el capitán Apostolos Mangouras
El capitán de la Marina Mercante López Sors es el único cargo político acusado
Álvarez-Cascos acudirá como testigo el 22 de enero

La avería y posterior hundimiento del 'Prestige' fue la principal catástrofe medioambiental de la historia de España, una marea negra que llegó a 1.600 kilómetros de las costas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco (y las fronteras con Portugal y Francia).

El accidente se desencadenó el 13 de noviembre de 2002 y el buque se hundió el 19 de ese mes. Casi diez años después, el 16 de octubre de 2012, se inicia en la Audiencia Provincial de A Coruña el juicio para dirimir las responsabilidades civiles y penales por lo sucedido.

El juicio se prolongará hasta el 29 de mayo de 2013 y no habrá sentencia hasta septiembre de 2013. Contamos quién es quién en este proceso que se prolongará durante siete meses, el más largo y complejo de la historia judicial gallega, y en el que hay cuatro acusados y alrededor de 1.500 perjudicados que reclaman (entre ellos el Estado francés y ocho municipios galos), agrupados en 55 acusaciones, asistidos por 70 letrados y representados por 27 procuradores. La sala ha admitido 140 testificales y 98 peritos.

Apostolos Mangouras, capitán del 'Prestige'

Es un marino griego de 77 años al que la Fiscalía considera el principal responsable del hundimiento del petrolero y para el que pide 12 años de prisión, 43.200 euros de multa, cinco años de inhabilitación profesional y el pago de 2.233,76 millones de euros en concepto de indemnización por delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, daños y desobediencia-resistencia. Para defenderse de los cargos cuenta con un equipo de abogados griegos, londinenses y españoles.

La Fiscalía sostiene que "con pleno conocimiento de los riesgos, comprometió la seguridad del barco, puso el peligro a la tripulación, obstruyó a las autoridades españolas de salvamento marítimo y, con ello, provocó el derrame de 64.882 toneladas de fuel pesado frente a las costas españolas".

Tras abandonar el barco en helicóptero, permaneció en prisión preventiva 83 días y salió bajo pago de una fianza de 3 millones de euros abonada por los dueños del buque.

Debe permanecer presente durante los siete meses del juicio, si bien su declaración sólo durará tres días. Comenzará en una fecha simbólica, el 13 de noviembre, día en que se rompió un tanque del petrolero y se desencadenó la catástrofe medioambiental.

Nikolaos Argyropulos, jefe de máquinas

Estuvo en paradero desconocido, pero fue localizado por la Interpol en su país de procedencia, Grecia, en 2011.

Está acusado de los mismos delitos que el capitán, contra los recursos naturales y el medio ambiente, daños y desobediencia-resistencia, pero la Fiscalia no solicita para él pena de prisión. Otras partes personadas sí piden cárcel, con acusaciones que van de los cuatro a los nueve años. Será defendido por un abogado del turno de oficio y prestará declaración entre el 20 y el 22 de noviembre, aunque permanecerá en A Coruña los siete meses del juicio.

Irineo Maloto, primer oficial

Este marino de origen filipino está declarado en rebeldía por el Juzgado de Corcubión, que instruyó el caso, y ha sido buscado por la Interpol. El día antes del inicio del juicio seguía en paradero desconocido, de modo que el tribunal decidió iniciar la vista en su ausencia. Si en algún momento fuese localizado, sería juzgado de manera independiente al resto de los imputados.

Integraba la tripulación de petrolero antes de la llegada de Mangouras y conocería todas las decisiones adoptadas por el capitán, así como el estado del barco.

Está acusado de delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, daños y desobediencia-resistencia, pero la Fiscalía no le pide pena de prisión. Sí otras partes personadas en la causa.

José Luis López Sors, capitán general de la Marina Mercante

La Fiscalía no solicita para él pena de prisión, pero sí otras partes personadas en la causa, que le piden hasta un máximo de cinco años de cárcel por delitos contra el medio ambiente y daños/contaminación. En concreto, se le atribuye una imprudencia grave por no haber tomado las decisiones adecuadas durante los seis días en los que el 'Prestige' navegó a la deriva frente a las costas gallegas hasta que finalmente fue alejado de la costa.

Es el único cargo político acusado en la causa. Él mismo asumió la responsabilidad de haber decidido alejar el barco de la costa, decisión por la que se sentará en el banquillo y que ha liberado de pasar ante el tribunal a otros cargos públicos.

Francisco Álvarez-Cascos, ministro de Fomento

Ministro en el momento del hundimiento. Nunca estuvo imputado en la causa, pero sí ha sido desde 2002 una de las caras más presentes en las manifestaciones y protestas por la mala gestión de la catástrofe, ya que de su ministerio dependía la seguridad marítima y la lucha contra la contaminación en las aguas y costas españolas.

Acudirá al juicio como testigo el 22 de enero. Será la primera vez que declare como testigo por este caso, ya que nunca fue llamado ante el juez instructor de la causa.

Nunca Máis, plataforma ciudadana

Defendida por el prestigioso abogado Pedro Trepat, la plataforma ciudadana Nunca Máis es una de las principales partes acusadores en este juicio y la que inició la acción penal por estos hechos en 2002.

El colectivo llegó a convocar manifestaciones con millones de personas por toda Galicia en los meses siguientes a la catástrofe. Uno de los colectivos más críticos entre los que tendrán representación en el estrado, ha iniciado movilizaciones con motivo del inicio del juicio.

Efstratios Kostazos, capitán antes que Mangouras

Declarará como testigo en el juicio el 16 de enero porque este marinero griego alertó a la clasificadora del Prestige (ABS) y al armador griego (Universe Maritime) de numerosas anomalías graves en el banco, entre ellas, la corrosión de los tanques en los que finalmente se inició la avería. Se negó a seguir capitaneándolo y dejó el puesto justo antes del último viaje del petrolero, en San Petersburgo, dando paso a Mangouras.

Serafín Díaz Regueiro, inspector de Seguridad Merítima

Enviado por el Ministerio de Fomento al 'Prestige' en los días intermedios entre la avería y el hundimiento para evitar que embarrancara a cuatro millas de la costa gallega. Se enfrentó al capitán Mangouras para que arrancase los motores del barco y permitiese su remolque y finalmente tuvo que hacerlo él mismo.

Volvió al petrolero horas antes de que se fuese a pique y recopiló documentos claves para el juicio, siendo la última persona en abandonarlo.
Fuente: el mundo
Publicar un comentario