lunes, 8 de octubre de 2012

La noticia será cuando no haya más noticias

Navantia culminará en México los preparativos para construir los buques Pemex

Una delegación de Navantia y de Astillero Barreras se ha desplazado a México para iniciar con los técnicos de PMI Norteamérica los trabajos previos a la construcción de los dos hoteles flotantes para Pemex por un valor de casi 300 millones de euros, informaron hoy ambas compañías.

Estos dos hoteles flotantes se construirán en astilleros de las rías de Ferrol (por parte de Navantia) y de Vigo (Barreras) y en las reuniones que mantendrá la delegación con PMI Norteamérica, filial de Pemex, se pretende culminar las especificaciones técnicas de los buques.

Tras la firma del contrato suscrito el 19 de septiembre entre las empresas españolas, Navantia y Barreras, con la mexicana PMI Norteamérica, se han mantenido encuentros para "poder comenzar en las próximas semanas la construcción efectiva de los dos buques de apoyo contemplados en el documento".

El pasado fin de semana, esta delegación de Navantia y Barreras se desplazó a México D.F. "para iniciar con los técnicos de PMI Norteamérica, los necesarios y rutinarios trabajos previos a la construcción de los dos hoteles flotantes", que incluyen reuniones de trabajo durante toda la semana para culminar estas especificaciones técnicas.

Una vez que concluyan todos los trabajos previos comenzará la construcción de los buques de apoyo, uno en los astilleros de Navantia en Ferrol, y el otro en las instalaciones de la empresa privada Barreras.

La construcción de los dos buques, cuyo valor es aproximadamente de unos 300 millones de euros, redundará "en una mayor carga de trabajo y en más empleo para los astilleros públicos y privados", destacan las compañías.

El presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, aseguró la pasada semana que el encargo de Pemex supone, además, "una gran oportunidad para Navantia", ya que confía en que "cuando se les entregue el buque estén tan satisfechos que podamos haber firmado otro" contrato.

De hecho, las necesidades de renovación de la flota de Pemex superan los 130 buques.

Por su parte, el consejero delegado de Navantia, Jaime de Rábago, subrayó entonces que el contrato con Pemex es el primero de construcción naval que se suscribe desde hacía cinco años, por lo que constituye un motivo para dar "tranquilidad y sosiego" a la comarca de Ferrol.

Además, confirmó que Navantia trabaja en estos momentos junto a los astilleros privados Barreras para optimizar la sinergia en la fase de aprovisionamiento, "algo que da todavía más carta de credibilidad a las realidades de las que venimos hablando desde el día 19 de septiembre", fecha de la firma del contrato.

El presidente apuntó que el equipo directivo de Navantia ha trabajado durante todo el verano en la definición del contrato, que ha calificado de "complicado", ya que "es un barco muy específico, con una serie de características que hacen que las especificaciones técnicas tengan una gran importancia".
Fuente: ABC
Publicar un comentario