viernes, 12 de octubre de 2012

Lo que no se contó del Prestige

La exposición al fuel del buque provoca un daño a corto plazo en el ADN
Los expertos avisan de que los efectos podrían extrapolarse a quienes limpiaron la costa

Investigadores de la Universidade de A Coruña han expuesto a un grupo de roedores a un fuel similar al del vertido del Prestige y han descubierto que la exposición al combustible por inhalación causa un daño en el material genético a corto plazo. Según las conclusiones que publica en su último número el Journal of Toxicology and Environmental Health, estos resultados podrían extrapolarse a las miles de personas que participaron en las labores de limpieza de las costas.

"La inducción de daños en el material genético, así como el desarrollo de distintas dolencias de tipo respiratorio, ya había sido previamente descrita en las personas que participaron en las labores de limpieza del vertido", explica Vanessa Valdiglesias, investigadora en la Unidade de Toxicoloxía de la Universidade de A Coruña, institución que, junto al Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña, ya había intentado describir los efectos del vertido en la salud.

Sin embargo, añadió la experta, "en estos trabajos las medidas de exposición ambiental fueron escasas o inexistentes, con lo que resultaba difícil atribuir los efectos observados directamente a la exposición al fuel".

Para analizar las posibles alteraciones en el ADN y en sus procesos de reparación, los investigadores extrajeron muestras de sangre a cada animal y las sometieron a tests citogenéticos. El grupo de investigadores evaluó el daño en el ADN a nivel global y, de forma más específica, el daño oxidativo, para guiar las decisiones diagnósticas y terapéuticas para el cuidado de los afectados por la exposición al fuel, en cualquier circunstancia. "Esto incluye tanto la realización de actividades ocupacionales -pozos de extracción, refinerías, gasolineras- como las labores de limpieza tras vertidos accidentales", especifica la autora principal. Valdiglesias propone informar correctamente del riesgo que supone una exposición de este tipo para la salud. 
Fuente: Faro de Vigo
Publicar un comentario