lunes, 15 de octubre de 2012

Varapalo durante el puente

Un muerto y al menos un desaparecido en el naufragio de un velero en A Coruña
Un vecino dio la alerta al ver que el barco chocaba contra las rocas - "No lo dominaban, vino una ola y lo tumbó", dice un testigo - Ni la embarcación ni el fallecido han sido identificados

Un muerto y al menos un desaparecido al naufragar un velero frente a la costa de A Coruña. Salvamento Marítimo rescató ayer el cadáver de un hombre "de avanzada edad y de aspecto nórdico" de un barco de vela que se hundió frente la Casa de los Peces en el Orzán y en el que, según los testigos del suceso y las pesquisas de las fuerzas de seguridad y de los miembros de Protección Civil, viajaban "una o dos" personas más que permanecen desaparecidas.

El siniestro ocurrió a las 18.15 horas, cuando Salvamento Marítimo recibió el aviso de un vecino que vio cómo el barco se dirigía descontrolada a la zona del acuario hasta acabar chocando contra unas rocas y hundiéndose. "Recibimos una llamada porque un transeúnte que paseaba por la zona había visto cómo un velero tuvo un problema y naufragó", explicó el jefe de Bomberos, Carlos García Touriñán.

El cuerpo rescatado, según informaron el propio Touriñán y los primeros vecinos en llegar al lugar, flotaba sobre el agua y cerca de la embarcación, motivo por el que el personal de Salvamento Marítimo no tardó en avistarlo. "Había flotadores y una parte del casco del barco flotando", comenta un joven que, después de observar estos restos del velero, contempló cómo una persona descendía de uno de los helicópteros e izaba un cuerpo. Según el 061, el tripulante fue evacuado hasta la Torre de Hércules donde efectivos sanitarios de una Unidad Medicalizada realizaron Maniobras de Reanimación Cardiopulmonar Avanzada durante 25 minutos , si bien resultaron infructuosas.

Para intentar rescatar los cuerpos de los otros navegantes que pudieran viajar junto al fallecido o, de no ser posible ese objetivo, para tratar de identificar la embarcación hundida; dos bomberos con trajes de neopreno se sumergieron en la zona en la que ocurrió el naufragio, pero únicamente lograron sacar la vela del barco y ello no fue suficiente para conocer el nombre de la embarcación, su origen o el lugar del que había zarpado. Las fuerzas de seguridad sospechan que los tripulantes son extranjeros, no solo por el hecho de que nadie se haya puesto en contacto con ellos para denunciar una desaparición, sino porque en la zona donde ocurrió el suceso fueron avistadas varias maletas.

Dos helicópteros, tres embarcaciones -dos de Salvamento y una de la Guardia Civil-, agentes de la Policía Local y miembros de Bomberos y de Protección Civil participaron en las tareas para rescatar el cuerpo y para tratar de encontrar a los otros tripulantes que, supuestamente, acompañaban al fallecido. La búsqueda de Salvamento Marítimo se interrumpieron pasadas las 21.00 horas, debido a la "nula" visibilidad al llegar la noche.

Un vecino que contempló cómo el velero se dirigía hacia el lugar en el que se hundió describió cómo la embarcación avanzaba de forma irregular y con movimientos bruscos, inmerso en un intenso oleaje. "No lo dominaban, vino una ola y lo tumbó", comentó este testigo de los hechos, ante los gestos afirmativos de otros dos dos hombres que lo acompañaban y que, como muchas otras personas, permanecieron en el paseo mientras se desarrollaban las tareas de rescate.
Fuente: Faro de Vigo 
Publicar un comentario