viernes, 3 de octubre de 2014

También se preocupan

Temor por barco nigeriano que atracó en Puerto Rico
Empleados de la empresa Ecoeléctrica denunciaron el pobre manejo de un barco que llegó de África

La llegada al muelle de Ecoeléctrica en Peñuelas de un barco proveniente de África, donde hay una epidemia de ébola, ha causado gran ansiedad entre empleados de esa empresa ante lo contagioso de esa enfermedad.

Un empleado de la empresa que prefirió no identificarse para evitar represalias, contó ayer a El Nuevo Día que la embarcación arribó el lunes desde Nigeria y atracó sin que se tomaran medidas para asegurar que a bordo no hubieran personas contagiadas. El barco partió el martes.

Esta es la primera vez que un barco de África suple gas natural licuado a Ecoeléctrica, ya que esta empresa compra el producto a la isla de Trinidad y Tobago.

“La preocupación es de todos los empleados. Ese barco estuvo en el muelle de un día para otro y se trató como cualquier otro barco que viene”, sostuvo el empleado. Agregó que cuando se le indicó a Ecoeléctrica el temor que tenían los empleados, la empresa difundió un correo electrónico pidiendo a los trabajadores que usaran guantes para trabajar. “Hubo empleados que se negaron a entrar al barco. Hay mucha preocupación porque ya se reportó un caso del virus en Estados Unidos”, dijo el empleado.

Un paciente ingresado en un hospital de Dallas, Texas ha sido el primer caso de ébola diagnosticado en Estados Unidos tras viajar infectado.

El navío en cuestión está registrado bajo el nombre AKUA IBOM. Tenía 37 tripulantes y cargaba 134,617.711 metros cúbicos de combustible. El barco arribó al muelle a la 1:24 p.m. del lunes y zarpó martes a las 8:30 p.m.

Yamaris Alancastro, gerente de responsabilidad social corporativa de Ecoeléctrica, aseguró que la empresa siguió los protocolos para evitar cualquier contagio del virus. Mencionó que la empresa compartió con los supervisores las advertencias contenidas en el documento de guías y recomendaciones de la Organización Internacional Marítima.

“La comunicación con el barco inició el lunes y se hizo con la información suministrada a través del agente del barco. Se mantuvo también comunicación con la Guardia Costera. Ese lunes el capitán emitió avisos periódicos sobre la salud de la tripulación al agente durante la travesía y fueron enviados al personal de Ecoeléctrica”, explicó la ejecutiva, al aclarar que aunque la corporación compra gas natural licuado a Trinidad Tobago, también puede hacer otro tipo de compras a cualquier otro suplidor.
Publicar un comentario en la entrada