lunes, 1 de octubre de 2012

Parado

México: Queda inoperante proyecto estrella Manzanillo GNL

La obra estrella del sexenio del Presidente Felipe Calderón en el Pacífico central, la Terminal de Gas Natural Licuado, la Regasificadora, permanece sin operar, pese a haber sido inaugurada hace seis meses. La nueva instalación abastecería de gas al centro-occidente del País, lo que no ha ocurrido.

Fuentes consultadas en el Consorcio KMS -Kogamex, Mitsui y Samsung-, concesionario del proyecto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), refieren que la Regasificadora sólo ha recibido gas natural para pruebas y distribuir un poco, pero no para brindar un abasto formal.

"El gas que se ha recibido nos ha permitido una funcionalidad no como la proyectada, pero al menos sí se ha destinado un poco a las plantas generadoras de electricidad de Guadalajara", señaló una de las fuentes.

El Gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno, explicó que el problema es de precios, pues los costos del combustible a nivel internacional dejaron de ser atractivos para el Gobierno peruano.

"Nos ha informado la CFE que producto de los precios del gas, Repsol, que es el que tiene el contrato, y que éste a su vez tiene un acuerdo con el Gobierno de Perú, que es el que le está suministrando el gas, ha estado no cumpliendo en su totalidad (con el abastecimiento de gas).

"Espero que se resuelva para que podamos estar (operando) con la capacidad que tiene la Regasificadora, aprovecharla de manera eficiente y que podamos tener los beneficios que también están previstos; (de no ser así) los daños económicos serían para el Gobierno federal y los empresarios", agregó.

Según registros de Perupetros S.A. encargada de entregar el gas a Repsol para la Regasificadora de Manzanillo, durante el 2012 se han enviado siete buques con un total de 1 millón 170 mil 99 metros cúbicos de combustible en estado sólido, es decir, 3 millones 837 mil 924 de pies cúbicos.

Sin embargo, de acuerdo con el contrato establecido, Repsol debió entregar 90 millones de pies cúbicos diarios en 2011 -pero no lo hizo-, y 180 millones diarios en 2012, de los cuales sólo ha entregado el 0.007 por ciento.

La cuota para el 2013 sería de 360 millones diarios; 400 millones en 2014 y 500 millones al día a partir de 2015, con lo que la Regasificadora operaría a su máxima capacidad.

Personal de la CFE explicó que resultó inviable para Perú seguir abasteciendo el combustible, pues el contrato de Repsol con la dependencia federal se basó en una expectativa de 12 dólares por millón de BTUs (acrónimo de British Thermal Unit) en el mercado del sur de Texas.

Así, a México se le vendería hasta en 2.7 dólares por millón de BTUs, pero el precio de Estados Unidos cayó a menos de 3 dólares, afectando la expectativa del contrato.

Tanto la Regasificadora como el gasoducto Manzanillo-Guadalajara, forman parte del Proyecto Integral Manzanillo, en el que se invirtieron 34 mil millones de pesos, entre empresas y Gobierno federal. 
Publicar un comentario