lunes, 1 de octubre de 2012

Renuevan la flota

Astilleros rusos comienzan la construcción del portahelicópteros Mistral

Los astilleros de San Petersburgo comenzaron hoy la construcción del primero de los dos portahelicópteros de la clase Mistral que Rusia compró a Francia en el marco del programa de rearme.

Operarios rusos comenzaron las labores de ensamblaje del casco del buque que recibirá el nombre de "Vladivostok", ciudad bañada por el Pacífico ruso, según informaron hoy fuentes del consorcio astillero Baltiyski.

En mayo próximo el mismo astillero de la antigua capital imperial rusa comenzará a construir el casco del segundo de los portahelicópteros, uno de los cuales será desplegado en aguas del mar Negro.

Una vez terminados los bloques metálicos del casco de ambos buques serán enviados después a los astilleros franceses DCNS, que completarán la última fase del ensamblaje de los portahelicópteros.

Rusia se comprometió a pagar 1.200 millones de euros (1.659 millones de dólares) por los dos portahelicópteros en el marco del programa de modernización de sus Fuerzas Armadas.

Por el momento, se desconoce si los buques incluirán los sistemas tácticos y de mando originales, lo que había desatado críticas por parte de otros miembros de la OTAN.

Tampoco se sabe si Francia cederá a Rusia las licencias de producción de los sistemas tácticos ZENIT-9 del Mistral y la patente para fabricar también los sistemas de mando SIC-21.

Rusia también está interesada en la compra de otros dos buques de la misma clase, que serían construidos en territorio ruso, aunque aún no se conoce cuando se firmará el correspondiente contrato.

Este es el primer contrato de venta de buques de un país aliado a Rusia, lo que generó gran inquietud entre los tres Estados bálticos y Polonia, que temen que los portahelicópteros rusos amenacen su seguridad.

Los Mistral, de 199 metros de eslora y 32 de manga, tienen un desplazamiento máximo de 32.300 toneladas, desarrollan una velocidad de hasta 18,8 nudos y pueden recibir hasta 16 helicópteros, unos 50 vehículos militares y a medio millar de soldados.

En el marco del programa de rearme hasta 2020, Rusia se gastará unos 700.000 millones de dólares, entre otras cosas, en la adquisición de 100 buques: 35 corbetas, 15 fragatas, 20 submarinos y otros barcos de apoyo. 
Fuente: Terra
Publicar un comentario